sábado, 24 de marzo de 2018

Pico Gilillo en la Sierra de Cazorla

En esta ocasión nos hemos desplazado al pueblo jienense de Cazorla para hacer una de las rutas más típicas de estas sierras, el pico Gilillo, al que ya habíamos subido en alguna otra ocasión. 
 Los que habíamos llegado la noche anterior quedamos con otro grupo que venía de Granada en las cercanías de la subida a la ermita de la Virgen de la Cabeza. Varios miradores ofrecen bellas panorámicas de la población de Cazorla. El tiempo parecía ofrecer una tregua a los aguaceros del día y la noche anterior.
 Una vez reunidos todos, nos dirigimos a la barrera de Riogazas, donde dejamos los coches e iniciamos la ascensión al pico. La niebla es el primer elemento no invitado  que empieza a hacernos compañía.
 Pero los ánimos están íntegros, "al pico gilillo subo en un ratillo".
 Pronto nos encontramos un segundo acompañante, la nieve, que no es problema hasta que empezamos a pisar algunas placas de hielo.
Mientras el ascenso se relentiza porque hay que extremar las precauciones, nuestro  guía, el Sr. de los Alayos, toma la cabeza  intentando romper la placa a fuerza de enérgicas pisadas.
 Un cuarto elemento nos ataca, el viento que, a modo de rachas intermitentes, azota el rostro de los esforzados caminantes. No  hay nada que mine la moral... o eso parece.
 En la medida que ganamos altura, otro compañero de viaje toma mayor protagonismo: el frío. Los gorros cubren orejas, los guantes amarran fuerte los bastones... A pesar de ello, lo que la niebla nos deja atisbar del paisaje es de una gran belleza: arbustos helados, encinas cubiertas de nieve...
 Comienzan las dudas en la medida que el tiempo no mejora...  Se decide bajar por el mismo camino que llevábamos una vez coronado el pico Gilillo. Lo previsto inicialmente era descender por la Loma de los Castellones, ruta bastante más larga y peligrosa en las condiciones en que nos movíamos.
 A poca distancia de la cumbre se decide dar la vuelta ya que el frío, el viento y la niebla no hacían muy recomendable el continuar; y menos por un piso helado y resbaladizo.
 El descenso se hace rápido; en la medida que bajamos el tiempo mejora, la niebla desaparece y comenzamos a ver detalles del paisaje por el que nos movemos.
 Un pequeño alto en el camino para descansar y contemplar la cascada inversa: cuando las rachas de viento eran más fuertes hacían ascender el agua de una cascada. Sorprendente espectáculo que da prueba de las malas condiciones atmosféricas que nos acompañaron.
 El último tramo es de una pendiente suave y pronto estamos llegamos al lugar donde nos esperaban los coches.
A pesar de las inclemencias del tiempo, la jornada había transcurrido tranquila y en el ambiente festivo que nos es tan natural. Bonito día de montaña y convivencia.

Crónica y fotos JA Mesa

viernes, 23 de marzo de 2018

Programación Tercer Trimestre

  • 7 de abril: Subida al Pico Aznaitin. Torres. Sierra Mágina. Responsable JA Mazuecos.
  • 21 de abril: Peña de los Gitanos. Montefrío. Responsable: María Montalbán.
  • 5 de mayo: Badlands de Purullena, Beas de Guadix, Cárcavas de Marchal, Mirador del Fin del Muindo. Responsable JA Mesa
  • 19 de mayo: Guazalamanco en Pozo Alcón. Responsable JA Mazuecos.
  • 2 de junio: Lentejí Almuñecar por la ruta del pescao. Responsable JA  Mesa.
  • 16 de junio: Lavaderos de la Reina. Responsable Antonio Domingo.
  • 30 de junio: Siete Lagunas. Responsable Isidro.

sábado, 10 de marzo de 2018

Pantano de Quéntar Fuente Loca

Aunque la ruta prevista era otra, el viernes día 9 nos avisa Paco Teba de la eclosión de la "Fuente Loca" del río Aguas Blancas en el término de La Peza. Este fenómeno sólo se da después de intensas lluvias y la última vez ocurrió en el año 2014.  Por supuesto que los miembros de la Verea que estábamos disponibles (la mayoría de las "miembras" asistían al encuentro de mujeres montañeras en el Cabo de Gata) nos dispusimos a no perdernos el espectáculo a pesar de la amenaza de lluvias fuertes.
 Tras desayunar  unas riquísimas tostadas con jamón en el Bar Perico de Quéntar, nos trasladamos a la presa del mismo nombre, donde aparcamos los coches.

 Rápidamente iniciamos una fuerte subida todavía con buen tiempo y con mejor ánimo.
 Desde la cima del cerro que acabábamos de ascender se podían contemplar unas magníficas vistas de Quéntar, Dúdar, el pantano...Merecía la pena es esfuerzo.
 Cogemos un cómodo carril que pronto nos coloca en el Barranco de Tintín, que remontaremos durante un buen rato. El arroyo va con mucha agua tras las lluvias de días anteriores.
 Dejamos el barranco de Tintin y comenzamos una suave ascensión por el barranco de Haza Redonda, que también abandonaremos para comenzar subidas algo más exigentes.
 La llegada a la Fuente Loca es algo complicada por la gran cantidad de maleza que se acumulaba en la orilla del río Aguas Blancas, que tiene aquí su nacimiento oficial. Ascendimos por la ladera buscando la boca de la fuente. Impresionante el caño de agua que surgía de las entrañas de la sierra.
 El agua se despeñaba con una fuerza enorme por la ladera hasta llegar al río. No pudimos fotografiar adecuadamente la imponente cascada   por carecer de perspectiva. Desde la otra orilla hubiera sido posible pero ¿quién se atrevía a  cruzar el río?.
 El regreso fue rápido porque estaba lloviendo y aunque bien pertrechado de  capas, chubasqueros, sombreros impermeables... el viento racheado hacía que el agua se te colara por todas partes.
Los ultimos kilómetros fueron de una lluvia torrencial. Totalmente empapados llegamos a los coches que casi nadaban en un gran charco de agua. Menos mal que en el Bar Perico nos esperaban con las cervezas frías y las tapas calientes. Toda una gozada.

Fotos: Indalecio
Crónica JA Mesa
Track: https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/pantano-de-quentar-fuente-loca-23192991

sábado, 10 de febrero de 2018

Umbría de los Corzos, Mata Bejid, Peña del Águila. Cambil Jaén). Responsable JA Mesa.

 Preciosa ruta por las estribaciones de la Sierra de Mágina. Partimos del Centro de Visitantes de Mata Bejid. Tras cruzar la carretera, iniciamos la ruta por la zona conocida como Umbría del Corzo. La senda estaha cubierta de nieve virgen, lo que fue una grata sorpresa para todos nosotros.
 Nuestra segunda sorpresa se produjo a la llegada a la aldea de Mata Bejid, repleta de fuentes, casonas y jardines.

 Un extraordinario nacimiento inunda de agua este alejado rincón. Pensamos que pasar el verano aquí debe ser una delicia.
 Zeus olisquea a un congénere sin fiarse mucho.
 Nos toca ahora ascender a la Peña del Águila, de escasa dificultad pero con unas vistas impresionantes.
 Desde la Peña se contemplan los principales picos de este Parque Natural: Mágina, Miramundos....
 Desde la Peña del Aguila descendimos unos metros hasta encontrar la cueva donde en la posguerra se refugiaba una partida de maquis que trajo en jaque a la guardia civil: Los Chaparros.
 Llegamos posteriormente al área recreativa de Gibralberca donde comimos junto a esta magnífica fuente de piedra, inmersos en un gran bosque de encinas y chaparros.
 El descenso fue rápido atravesando por una senda difícil de seguir porque estaba cubierta por la nieve. Pero el gps hace milagros y pronto nos dejó en el punto de partida.
Tras la ruta, parada en el precioso pueblo de Cambil, recorrido por sus miradores y cervecita bien merecida.

Crónica y fotos: JA Mesa

sábado, 3 de febrero de 2018

Homenaje a Miramundos y Pico Mágina

Impresionante salida de las consideradas "ilegales" pero imposible no hacer mención de ella. Como dice Indalecio: un día para recordar. Esta sierra siempre es agradecida con nuestro club.






Fotos Isidro

sábado, 27 de enero de 2018

PICO DEL VILO – ALFARNATE

Hoy nos hemos desplazado a la vecina ciudad de Málaga, concretamente al pueblo más alto de la provincia, a 925 metros sobre el nivel del mar.  Es curioso que a pesar de su altitud está totalmente protegido por sierras como la del Jobo, Camarolos, de Alhama, el puerto de los Alazores, S. Jorge y la que nos atañe en esta bonita marcha, la Sierra de Enmedio, con su techo en el Pico del Vilo,  1.415 mts., caracterizándose por sus excelentes vistas de 360º

El día no puede empezar mejor, con una temperatura lo suficientemente fresquita como para   templar el cuerpo en el bar Belén,  único abierto a la hora de partida, además de un generoso número de participantes, incluyendo a los malacitanos Dani y Miguel.

El inicio de la ruta parte desde  el complejo deportivo “El Ejido” por un carril en suave ascenso hasta llegar a  un pinar donde el  carril se convierte en vereda, no teniendo ningún obstáculo digo de reseñar, salvo una cerca que hay que abrir, y como somos unos chicos muy educados, también la cerramos.
La primera sorpresa del día se nos presenta una vez hemos subido algo más de la mitad del camino, 3 km aproximadamente, en forma de “ERA”, síiii…, donde se molía la miés en verano con un par de acémilas y un trillo.
En este punto nos cruzamos con un grupo de axarquistas/montañeros que venían de vuelta y nuestro guía que es “muy como ya sabéis” no tiene otra cosa que inventarse que jugar a la rueda cantando eso de …,  el patio de mi caaaasa, es particulaaaaaar,  pidiendo al fotógrafo axarqueño llamado Carlos, que plasme tan emotivo momento.
En menos que canta un gallo se despeja el camino y la vista empieza a deleitarse, Tajos del Fraile, Gómer y doña Ana a nuestra derecha, y zona  lapiaz  muy blanquecina hasta coronar el punto geodésico del Vilo.
Amplias y gratificantes vistas desde esta cumbre/mirador con el Mediterráneo de fondo, un poco más próximo el embalse de la Viñuela, los Tajos anteriormente nombrados conocidos como “El Pirineo del Sur” siempre omnipresentes,  y un largo etc. de pueblos como Colmenar, Casa Bermeja, Rio Gordo, Canillas del Aceituno,  Comares, Periana, Alcaucín……..,

A pesar de un rasca que pela, quien deja de subirse al pico para  dejar constancia de haber estado ahí arriba contemplando tan expléndidas vistas.¡¡ Hora de manyar!! ¿y donde me meto  para no congelarme? Como dice el dicho, cada mochuelo “a su agüjero”, uuuuy, ni ganas de abrir la mochila, pero en fin, algo habrá que “jalar”

¡Hora de volver! Debido a las dudas de lo que nos encontremos, algunos andantes deciden volver por  camino conocido y otro grupeto nos atrevemos a  crestear por senda semi -perdida, toda ella de lapiaz; coronamos en primer lugar el Morrón del Gallo (1.363 m.) y posteriormente el  del Aguila,
desde aquí ya tenemos vistas sobre Alfarnate con una luminosidad extraordinaria, y….. “baja como y por donde quieras” entre paratas de almendros abandonados hasta  el punto de inicio, donde los vehículos esperan para desplazarnos a la Venta de Alfarnatejo,
la más antigua de Andalucía, paso obligado en las comunicaciones entre Granada y Málaga, lugar de encuentro y descanso de reyes, bandoleros, y …. en este caso, de caminantes “granaínos” que querían repostar.

Crónica: Isidro
Fotos: Indalecio y Antonio